lunes, 17 de diciembre de 2012

Marketing de Boca a Oído: Influencers, Prosumers y otras lindezas

Efectivamente.

En Marketing aparece un nuevo campo de actuación que (aunque siempre ha sido importante pero no demasiado notorio), actualmente, no podemos dejar de perder de vista ni un momento. Es el Marketing de Boca a Oído o "WOM", ("Word of Mouth").

El entorno más abierto de las comunicaciones y, sobre todo, interactivo donde ahora cliente y empresa se mezclan, siendo a la vez, protagonista y espectador, crea un campo de abono muy sensible a las transacciones financieras y lo que manda es lo que se recomienda.

Así nacen figuras como los Influencer, los Advocates, los Evangelistas, (los "brand advocates), o los Prosumers. Seguro que hay alguno mas y, de seguro, seguirá evolucionando la terminología propia de Twitter y otras redes. Pero para empezar, me voy a centrar en estas.

Los Influencers.

Me gusta mucho la definición de Pascual Drake (Periodista):
"Dícese de aquel individuo que tiene acceso a Internet y que un día se abrió un blog que abandonó cuando apareció Twitter. Hizo acopio de seguidores, y ahora le llaman las marcas para que hable en su perfil de productos, tuitee sobre tales servicios o haga fotos a tal comida. Eso es un influencer."
Imagen de www.jeffbullas.com

No hay mucho mas que decir. Bueno sí, que tienen un montón de seguidores (que no sabemos si todos serán óptimos para nuestros objetivos) pero el caso es que, nos guste o no, lo que dicen es seguido por un número muy considerable de gente variopinta.

Los "Evangelist" y los "Advocate" (o Brand Advocate).

No poseen el mismo capital social del influencer, (estamos ante otra categoría) sino que hablan espontáneamente de un determinado producto o servicio, impulsados sólo por motivaciones intrínsecas. Es decir, son reales apasionados,  clientes fidelizados, que han establecido un fuerte vínculo con sus marcas y están dispuestos a casi todo para defenderlas y difundirlas.

Existen actualmente muchas empresas de productos y servicios, que a través de su marketing han descubierto a ese cliente-usuario permanentemente maravillado de las virtudes del producto, y que él mismo se encarga de informar de los beneficios a través de su experiencia personal que comparte con amigos y conocidos, transformándose en consejero y orientador, a quien se le llama, incluso,  para pedirle sugerencias.

Kimberly Maul, analista de eMarketer, pone el "punto en la i" cuando escribe que Gracias a estos “influenciadores” de opinión, las marcas pueden ampliar el '“Word of Mouth”' online, (boca a boca, o boca oído) llegar a más personas e incrementar esa relación con los usuarios (y por un muy módico coste!)
Pasión por el Marketing
El Prosumer.

Si produces y consumes información, entonces lo eres.

Hoy día, con la aparición de los blogs, cualquier “consumidor” de contenidos puede a la vez  ser “productor” de material que otro puede consumir. Esto da lugar a un nuevo tipo de perfil: el “prosumidor” (o prosumer, según el término en inglés).

El término fue creado por Alvin Toffler, y publicado en la obra de los setenta llamada “La Tercera Ola”. En la actualidad, el término define tanto al consumidor que utiliza la tecnología como un pasatiempo (pero a un nivel que nada envidia a los profesionales), como también a esos usuarios que se identifican de tal manera con una marca o idea que se convierten en verdaderos canales de comunicación humanos. Estos últimos son los que realmente nos interesan.

Como resultado de la colaboración desinteresada de estas personas, exentas de las limitaciones impuestas por las políticas internas de una empresa o de un estado, se desarrollan productos en los que el nivel de innovación suele sobrepasar a los tradicionales.

Ahora, las marcas "casi" no necesitan campañas publicitarias, 
hoy cuentan con el testimonio de fidelidad de sus clientes 
a través de las redes sociales.

Si os interesa el tema, podéis ampliar esta información en la siguiente entrada: Comprender el Marketing de Boca a Oído.

Hasta pronto!